Después del partido, los hinchas del equipo ganador llegan al hotel borrachos perdidos, con la cara pintada y la botella de champán en la mano para celebrar la victoria. Entran en la recepción y, sin molestarse en subir a las habitaciones, estas verdaderas bombas sexuales, jóvenes y guapos, empiezan a chuparse los rabos en todos los sentidos, ¡mientras siguen bebiendo ! Empiezan 2 horas de mega-orgía ruidosa y excitante...

Mp4 HD
Mp4 standard
Mp4 mobile

De la película GUYS GO CRAZY N°27, producido por Guys Go Crazy y dirigido por Maurice Phillipe